6 proyectos relacionados con las artes visuales recibirán apoyo económico cada año

Signo editores es una editorial con 38 años de experiencia, dedicada a publicaciones cuyo diseño está especialmente cuidado. Uno de los objetivos que mueven a la empresa es acercar contenido cultural de calidad a la ciudadanía. Tras cada obra editada, hay un exhaustivo trabajo de investigación. De este deseo de acercar la cultura y fomentar trabajos del ámbito cultural nació el Programa Crisálida.

Crisálida nace para dar apoyo y visibilidad a proyectos que enriquezcan la cultura visual. Siendo conscientes de la falta de financiación en numerosas ocasiones de proyectos muy valiosos, Signo Editores presenta Crisálida, que ayudará a desarrollar 1 proyecto cada 2 meses. La naturaleza de estos trabajos puede ser muy variada: proyectos fotográficos, de arquitectura, diseño o de videojuegos pueden recibir el mecenazgo de Signo Editores.

Cada proyecto tendrá una dotación económica de 2.000 euros. Si estás preparando tu trabajo fotográfico puedes enviar tu proyecto. Reciben propuestas de manera ininterrumpida desde el pasado 19 de marzo.

La revista D.OAK magazine ha sido el último proyecto elegido por Signo Editores. D.OAK magazine es una revista de fotografía documental que aúna los proyectos desarrollados por la agencia OAK stories.

Fotografía en el programa crisálida.

Portada de D.OAK Magazine por Javier Corso

Montaña Abierta fue el primer proyecto financiado con el programa Crisálida. Cristina Gasparotto es su impulsora. Se trata de un proyecto fotográfico sobre las montañas del Asiago, en la frontera entre Austria e Italia, donde la fotógrafa nació y creció. Gasparotto realiza un viaje de vuelta a las raíces en el centenario de la Primera Guerra Mundial. Se trata de un proyecto que pretende hablar de sentimientos universales como la identidad o las huellas del pasado.

El arte de los niños, realizado por Rafael Fuster, explica que el proyecto “permite dar a niños y niñas un protagonismo que parece relegado al adulto”. Acercándose a la forma de expresión plástica de la infancia se puede observar que no es tan diferente de la manera adulta.

Estos trabajos tienen en común su relación con las artes visuales y el impulso de la cultura visual, es decir, relacionados con la divulgación, la educación, etc.

Tras recibir tu propuesta, un equipo de especialistas valoran el trabajo, realizan una preselección y mantienen una entrevista para tener más detalles de interés. Finalmente un proyecto cada dos meses se anuncia y recibe el apoyo económico antes mencionado. Más tarde, Crisálida hace un seguimiento del proyecto para ayudar en la difusión y visibilidad. Los proyectos permanecerán en revisión 6 meses. Si no has sido seleccionado entonces, el proyecto se eliminará. Todos estos aspectos aparecen detallados en las bases de la convocatoria.

Apoyo a artistas con el programa Crisálida.

Fotografía de Cristina Gasparotto

Se trata además de una convocatoria totalmente abierta: en el ámbito nacional, cualquier persona de cualquier edad puede presentar su proyecto. Los menores de edad necesitarán autorización del tutor legal.

Como requisito importante es que el proyecto esté en la fase previa a la realización. El programa Crisálida quiere impulsar trabajos nuevos por lo que no se admitirán trabajos ya desarrollados.

Este programa de financiación Crisálida ha recibido recientemente el sello al mecenazgo que concede el Ministerio de Cultura y Deporte, con el que se da visibilidad y se anima a nuevas instituciones a apoyar proyectos culturales.

Alba Muñoz
Actriz y fotógrafa, interesada en el mundo de la imagen.
Periodista por la Universidad Carlos III de Madrid.
Escribir como herramienta de transformación.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.