Ben Zank es un joven neoyorquino que ha sabido encontrar su sitio en la fotografía a través del surrealismo

Cuando ves por primera vez las fotografías de Ben Zank te das cuenta de por qué es un artista que da que hablar. Sus imágenes tienen ese toque surrealista que separa el retrato de la fotografía artística. Ya sea innovando con lo que él mismo denomina “fotografía en movimiento” (una especie de vídeo en el que congela o ralentiza al máximo un instante) o consiguiendo autorretratos que lleva al límite, este joven de 26 sabe cómo sorprender. Zank nos involucra en su mundo que bien podríamos denominar onírico, pues tiene más de sueño que de realidad. Esta fantástica creación de Zank nos muestra lo que las palabras no pueden expresar.

Nacido en Nueva York, la ciudad estadounidense de los artistas por excelencia, Ben no desarrolló un interés por la fotografía hasta que, a los 18, encontró en casa de su abuela una Pentax ME súper. A pesar de ello, Zank cursó los estudios de periodismo. Una vez finalizados fue consciente de que, para él, la mejor forma de expresar sus ideas era a través de las imágenes. De hecho, uno de sus primeros y más reconocidos trabajos se titula ‘When Words Fail’ -cuando las palabras fallan-, la mejor forma de recordar que mediante las imágenes llega a donde no podía llegar con sus textos periodísticos. Para él, dice, la fotografía es un hobby que le da dinero.

Ben Zank- Divide

Ben Zank

En la mayoría de sus imágenes él es el protagonista. Ben Zank hace lo que sea necesario para conseguir la fotografía perfecta. Esto conlleva un riesgo, pues él mismo se encarga de llevar al límite su cuerpo. Se ha sumergido en agua helada, se ha tomado fotografías en medio de carreteras con poca visibilidad, se ha introducido en tuberías, grietas y pozos pero siempre ha conseguido lo que quería: captar el instante ideal.

Ben Zank- Divide

Ben Zank

Lo que busca expresar a través de su obra es ese verdadero significado que viene expresado a través de la experimentación, el juego y la honestidad. Podría decirse que se va descubriendo a sí mismo con sus obras, como ya lo hacían antes que él muchos artistas. Uno de los mejores ejemplos es Michael Kenna, que creaba una peculiar atmósfera en sus fotografías y nos enseñaba exactamente lo que queríamos que viéramos. Ben Zank crea sus propios mundos paralelos, adaptando en ellos el surrealismo en la vida moderna y convirtiendo sus imágenes en los reflejos más oníricos de la realidad en la gran ciudad. También nos muestra lo que quiere que veamos: su propia creación, su mundo. Su obra es una mezcla entre la fotografía de Rodney Smith y la de Arno Rafael Minkkinen, consiguiendo de ambas sus mejores cualidades y equilibrándolas para conseguir su toque personal.

Ben Zank Divide

Ben Zank

Ben Zank When Words Fail

Ben Zank

Se trata de un artista peculiar pero muy recomendable que consigue lo que muchas personas persiguen toda su vida: encontrar su sitio en el mundo del arte, dejar su huella particular en las fotografías que expone. Se ha convertido en los pocos años que lleva practicando este arte en un referente para muchos y, desde luego, en una persona a la que seguir de cerca.

Ben Zank- When Words Fail

Ben Zank

Ana Pareja
Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Llevo escribiendo historias desde que era pequeña y considero que no hay mejor narración que una buena fotografía.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.