Proyectos fotográficos que emprender

Si estás pensando en iniciar un proyecto fotográfico pero no sabes por dónde empezar, en este artículo te damos algunas ideas. Coge lápiz y apunta, ¡empezamos!

365 días

Esta primera idea de proyecto consiste simplemente en realizar una foto diaria durante todo un año. La constancia es la clave, por lo que antes de iniciar esta aventura debemos tener muy claro que no vamos a abandonar y podemos seguir con ello hasta el final. Lo ideal es tomar una fotografía cada día y no tirar de archivo, aunque, si te quedas sin ideas, puedes planear con antelación las imágenes y tomar más de una el mismo día. Es una pequeña trampa, pero puede ser de utilidad para no abandonar a la primera de cambios.

Antes de empezar, es interesante que nos marquemos un objetivo y darle un sentido al proyecto. Es decir, decidir si queremos que se convierta en una especie de diario personal donde plasmemos nuestro día a día, contar una historia por capítulos… De cualquier forma, hacer un listado de todas las ideas que van surgiendo siempre será de ayuda ante momentos de bloqueo.

Te recomendamos tener siempre tu máquina fotográfica a mano y disfrutar el día a día del proyecto. Cuando lo termines, podrás ver el enorme progreso que has experimentado en todo ese año de fotografías. Es, sin duda, uno de los proyectos fotográficos más enriquecedores.

Inspiración para proyectos fotográficos.

Berta Vicente

52 semanas

Si el proyecto 365 días te resulta muy pesado, 52 semanas puede ser para ti el entrenamiento perfecto. Como no podía ser de otra forma, consiste en realizar una fotografía semanal durante un año completo. Es decir, un total de 52 fotografías en 52 semanas.

De igual manera, tendremos que valorar el tipo de imágenes que queremos tomar. Otra opción es utilizar una de las cientos de listas que podemos encontrar en la red, donde se indica diariamente la temática o técnica con la que tenemos que trabajar esa semana. Por ejemplo, la primera semana retrato; la segunda un solo disparo; la tercera clave baja; la cuarta formas geométricas… las opciones son infinitas.

Si todavía necesitas más motivación, puedes realizar una inversión en material y comprar una pieza para completar tu equipo, por ejemplo un objetivo nuevo o un softbox. De esta manera el proyecto 52 semanas puede servir para ponerlo a prueba y descubrir todas las opciones que te ofrece.

Tino Soriano y su proyecto fotográfico.

Tino Soriano

De la A a la Z

El siguiente proyecto que te proponemos es De la A a la Z, también conocido como proyecto Abecedario, que consiste en tomar una fotografía por cada letra que del abecedario. Es decir, 27 fotografías que, al contrario de los proyectos anteriores, podemos distribuir en el tiempo como prefiramos; una imagen diaria, a la semana, cada quince días, al mes… Además, nos permite jugar con la temática y enfocarlo exclusivamente en fotografía de viajes, callejera, gastronómica

Podemos ir por orden o saltar del principio al final del abecedario, seguir una planificación, o dejarlo en manos de la suerte. Hay quien prefiere no tener nada programado y simplemente abrir el diccionario y señalar una palabra al azar, sobre la cual trabajar esa fotografía. Lo ideal es ir publicando estas imágenes en algún blog o red social, en el que además contemos su historia: cómo hemos llegado a ella, qué significa para nosotros, la técnica que hay detrás, etcétera. Esto va al gusto de cada artista. ¿Cómo lo harías tú?

Candida Höfer, inspiración para tu proyecto fotográfico.

Candida Höfer

7 días, 7 fotos b&w

Entre los proyectos fotográficos más breves encontramos 7 días, 7 fotos black & white. Este proyecto surgió en Facebook a modo de reto, basándose en una mecánica muy sencilla: a lo largo de una semana se publican imágenes en blanco y negro con un único requisito, que no aparezcan personas en ellas. Además, no se debe incluir descripción ni explicación alguna al respecto de ellas. Para lograr su viralización, se etiqueta a un amigo cada día para que comience el proyecto en su perfil.

Otra regla que siguen muchas de estas imágenes es que son fotografías “sobre tu vida”; las vías del metro por la mañana, una mesa de oficina, estanterías con libros en la universidad, la caja del supermercado, una cama con sábanas deshechas… en 24 horas vivimos muchas situaciones diferentes que podemos inmortalizar con nuestra cámara o móvil.

Uta Barth y su fotografía en blanco y negro.

Uta Barth

Time slice

Terminamos el listado de proyectos fotográficos con el más llamativo de la lista: Time slice, una variante del Time lapse tradicional. Se trata de “fotografiar el paso del tiempo”. El primero en llevarlo a cabo fue Richard Silver, que tomó 36 instantáneas de un único monumento para estudiar la incidencia de la luz natural a lo largo de todo un día. Así, se pasa, con un barrido visual, de la luminosidad del día, a la oscuridad nocturna, apreciando todas las posiciones del sol y sus luces.

El Time slice consiste en realizar varias fotografías espaciadas en el tiempo, manteniendo en todas ellas el mismo encuadre. Una vez tenemos todo el material, lo trabajamos utilizando Photoshop o cualquier otra herramienta de edición. El objetivo es lograr un montaje en forma de tiras, normalmente verticales, pero también horizontales, diagonales y combinadas, de las distintas fotografías tomadas en los diferentes momentos de la sesión.

Fong Qi We, inspiración en fotografía.

Fong Qi Wei

Y tú, ¿ya te has atrevido con alguno de ellos? ¿piensas hacerlo en el futuro? Si has iniciado es o algún otro proyecto fotográfico, ¡cuéntanoslo y enséñanoslo en redes sociales!

Esther de Vicente
Estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Amante de la vida y sus momentos. Me encanta la fotografía, el mundo de la moda, y por encima de todo viajar. Siempre con ganas de conocer lo desconocido.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.