Felipe Passolas presenta su libro Nómada

Ya os hemos hablado en otras ocasiones acerca de blogs de viajes como el de Sandra Vallaure, pero hoy hablamos de Nómada, el nuevo libro de fotografía de viaje de Felipe Passolas.

Aunque sus inicios y su experiencia es como fotoperiodista, concretamente en conflictos armados y crisis humanitarias, el interés de Felipe por explorar territorios y descubrir culturas diferentes es lo que le ha llevado a viajar por todo el mundo fotografiando la sociedad, las costumbres y los paisajes de los lugares más bellos del planeta.

Playa de Colombia

Felipe Passolas

Este fotógrafo busca retratar el mundo desde una nueva perspectiva que le ha llevado a trabajar en las condiciones más extremas, desde los desiertos del Sahara hasta los fríos paisajes de Noruega pasando por la Tierra del Fuego o las estepas mongolas.

Su trabajo ha desembocado en un libro de 400 páginas, Nómada, en el que encontramos increíbles instantáneas alrededor del mundo y consejos sobre la fotografía de viaje destinados tanto a aficionados a la fotografía como a profesionales que buscan inmortalizar sus viajes de manera diferente.

Canal y edificio en Ámsterdam

Felipe Passolas

Os dejamos con una entrevista a Felipe Passolas en la que nos habla más en profundidad de Nómadas

¿Desde cuándo te dedicas a la fotografía de viajes y cuándo te diste cuenta que esta era tu vocación?

Siempre me ha gustado hacer fotografías con la entrada del mundo digital entendí que era el mejor recuerdo que podía llevar de vuelta a casa y el más económico. Me gustaba mucho recopilar toda la información posible de lo que vivía en una sola fotografía. Pero en 2008/09 desarrolle el proyecto expedición Mongolia, recorriendo el país a caballo. Los patrocinadores que apoyaron la expedición requerían una fotografía profesional y unido a mi creciente interés por contar historias de otra manera empecé a estudiar fotografía con unos objetivos claros.

¿Qué características tiene que tener un buen fotógrafo de viajes?

Sin duda, la curiosidad y las ganas de aprender. Las dos cualidades están muy relacionadas. La curiosidad es la herramienta que sacia esa necesidad de aprender y la fotografía es una forma de materializarlo, documentarlo y compartirlo.

¿Cómo surge la idea de Nómada?

Nómada ha sido un proyecto de largo recorrido, que ha mutado con el tiempo hasta que ha llegado el punto que era necesario recopilar experiencias y publicaciones en un solo libro para cumplir distintos objetivos. Uno de ellos dejar un testimonio escrito sobre una parte muy importante de mi carrera profesional como fotógrafo, que tuviera un peso y una constancia más allá de la esfera digital.

Paisaje en la Patagonia de Chile

Felipe Passolas

¿Qué te gustaría transmitir con este libro?

Como comentábamos anteriormente otro de mis objetivos con esta publicación es poder no solo compartir mis experiencias sino aconsejar e inspirar a otros apasionados de la aventura y la fotografía otra manera más pausada de entender nuestros viajes.

Nómada reúne fotografías realizadas por todo el mundo, ¿Qué continente te ha gustado más para fotografiar?

Es muy complicado elegir, eso pasa siempre uno intenta quedarse con lo mejor de cada sitio, pero es cierto que Japón tubo un peso si no fotográfico muy emocional en mi vida. Que más adelante me llevo a reflexionar mucho sobre el modo de viajar y fotografiar. En el desierto del Sahara fue uno de mis destinos que se centraron en la fotografía prestando más atención a todo lo que requería. Los desiertos tienen una magia especial, son duros pero muy atractivos para mí. La selva en Latinoamérica sigue siendo un territorio muy interesante de explorar.

Desierto en Marruecos

Felipe Passolas

Aldea senegalesa de noche

Felipe Passolas

¿Algún país o ciudad que te gustaría fotografiar y aún no has tenido oportunidad?

Sí claro, hay muchos. Asia central creo que merece la pena dedicarle más tiempo igual que a la China continental. La india nunca la he visitado y estoy seguro que es muy interesante.

De todas las fotografías que aparecen en el libro, ¿hay alguna que tengas especial afecto o que tenga una anécdota detrás?

Algunas fotografías se han convertido en cierta manera en icono. Fotos que has representado viajes destacando entre otras de un modo u otro. Por ejemplo el abuelo de una familia criadora de camellos que encontré en mi viaje por Mongolia, es un retrato que representa no solo mi experiencia allí sino elementos importantes de una cultura. Los dromedarios en el desierto tunecino me conquistaron, creo que son unos animales magníficos para expediciones. Suelo tener mis favoritas en cada viaje y se va consolidando mi gusto por ellas con el tiempo.

Hombre de mongolia con camellos

Felipe Passolas

Tienes fotografías en condiciones extremas como desiertos o a temperaturas bajo cero, ¿Cuáles son tus “trucos” para hacer fotografías en estas situaciones?

Gestionar muy bien tus fuerzas y prioridades. Pensar siempre en la seguridad y no subestimar al clima. Pongo objetivos modestos, para estar seguro que los cumplo y no decaer ante los elementos. El frío en Noruega fue terrible, trabajar a temperaturas entre 17 y 35 bajo cero hace que cada movimiento sea un suplicio. Hay que pasar cierto tiempo para aclimatarse y que tu flujo de trabajo se adapte a las condiciones. La gestión del tiempo es clave.

Perros Huskys en la nieve

Felipe Passolas

Dentro de la fotografía de viajes, ¿Qué elementos te gusta más fotografiar y cuál de ellos tienen más dificultad para inmortalizar en una imagen? 

Comencé fotografiando paisajes, escenas con gran cantidad de información para aglutinar el máximo de recuerdos posibles, pero hoy en día me apasionan las personas. Creo que no hay nada que mueva más el corazón de las personas que la imagen de otro ser humano. La naturaleza es impresionante pero el poder de generar emociones que tienen los seres humanos es algo que ha movido a la humanidad desde el principio de los tiempos.

Chica senegalesa portando carne

Felipe Passolas

Ahora estás inmerso en la publicación de Nómada pero ¿Cuáles son tus próximos proyectos fotográficos?

Hoy en día por los requisitos de un mercado que es altamente complicado y demandantes es difícil centrarse solo en un proyecto. Llevo varios años ya impartiendo formación tanto a fotógrafos profesionales como aficionados y estoy recopilando un manual técnico para cubrir un plano más formal de la formación de un fotógrafo. Por otro lado en los últimos años he cubierto distintos conflictos y crisis humanitarias, como la guerra de Ucrania, la crisis de los refugiados en los Balcanes o las consecuencias del conflicto sirio. Son temas que me gustaría abarcar de un modo más dedicado y detallado.

¿Cuál es el consejo más importante que podrías dar a aquellas personas que se quieren dedicar a la fotografía de viaje?

Son varios, y los cuento en la primera parte del libro, son consejo fáciles pero difíciles de naturalizar, no son consejos técnicos pero sí prácticos. Por ejemplo, la gestión e inversión del tiempo es lo que te llevará como fotógrafo a contar historias de otro modo.

Mujer lava a su hijo en el río de Perú

Felipe Passolas

Si te gusta la fotografía de viaje y quieres conocer más sobre Felipe Passolas y su libro Nómada os invitamos a visitar su página web y conocer todos sus proyectos fotográficos.

Paz Peño
Estudiante de Comunicación Audiovisual y apasionada de la fotografía, el cine y la música. Coleccionista de grandes momentos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.