Conoce Nikon Small World, el certamen internacional que premia la fotografía microscópica

Hoy queremos que te adentres dentro del mundo de los Nikon Small World, premios que galardonan las mejores fotografías y vídeos microscópicos realizados a través del microscopio. Comenzaron a celebrarse en 1974 y, desde entonces, muestran al mundo la complejidad y la belleza de los organismos vivos inmortalizados en una fotografía microscópica.

Lo que hace tan especial a los Nikon Small World es que las instantáneas se toman por medio de un microscópico óptico. Este aparato está compuesto por un sistema de lentes y utiliza la luz visible para ampliar aquellas cosas tan pequeñas que no pueden verse con la vista. Estos premios están abiertos a cualquier persona interesada por en la microscopía y la fotografía. Por lo general, los participantes en estos galardones suelen ser científicos de diversas disciplinas, ya que ellos son los que tienen la oportunidad de trabajar con estos refinados aparatos y de trabajar con fotografía microscópica.

El jurado que anualmente selecciona las mejores instantáneas se basa en criterios de originalidad, contenido informativo de la imagen, técnica utilizada e impacto artístico y visual. En cada edición, se eligen las veinte mejores fotografías y una de ellas logra el primer puesto para alzarse con el primer premio en la categoría de fotografía microscópica de los Nikon Small World.

A continuación, seleccionamos para ti algunas de las fotografías ganadoras. La selección no ha sido tarea fácil, ya que todas ellas son asombrosas.

muestra de piel

Fotografía ganadora de los Nikon Small World del año 2017. Autores: Bram van den Broek, Andriy Volkov, Kees Jalink, Reinhard Windoffer y Nicole Schwarz

Ésta fue la fotografía microscópica ganadora del 2017, fue tomada por los doctores Bram van den Broek, Andriy Volkov, Kees Jalink, Reinhard Windoffer y Nicole Schwarz del Netherlands Cancer Institute (NKI). La instantánea muestra nuestra piel. En concreto, presenta a una célula que contiene una cantidad excesiva de queratina, que se ve representada con el color fluorescente amarillo.

larva a través de microscopio

Fotografía ganadora de los Nikon Small World del año 2011. Autor: Igor
Siwanowicz

El doctor Igor Siwanowicz, del Instituto Max Planck de Neurobiología de Martinsried (Alemania), realizó esta fotografía miscroscópica. Lo que se ve es el retrato de una larva. Se premió está imagen en 2011 por mostrar la arquitectura interna de los invertebrados, incluyendo sus mandíbulas, músculos, ojos e, incluso, un sistema nervioso central.

Cabeza de mosca común

Fotografía ganadora de los Nikon Small World del año 2005. Autor: Charles B. Krebs.

Lo que se ve plasmado en esta fotografía microscópica nos es muy familiar, ya que se trata de una mosca común. En la asombrosa imagen puede verse la cabeza de este insecto, con sus inconfundibles ojos, antenas o boca. La toma fue llevada a cabo por Charles B. Krebs, de Washington (Estados Unidos) y logró el galardón de los Nikon Small World en 2005.

doxorrubina puesta en metanol

Fotografía ganadora de los Nikon Small World del año 1996. Autor: Lars Bech.

Lo que se vislumbra en esta instantánea, que se alzó con el premio a la mejor fotografía microscópica de 1996, no es un paisaje medieval formado por castillos; se trata de doxorrubina puesta en metanol y ácido dimetilbencenosulfónico. Se llevó a cabo realizado la técnica de luz poralizada y su autor es Lars Bech, de los Países Bajos.

burbujas de un vidrio de sellado

Fotografía ganadora de los Nikon Small World del año 1981. Autor: David
Gnizak.

La fotografía que se presenta ganó el premio en el año 1981, fue tomada por David Gnizak, del Centro de Investigación Ferro Corporation de Ohio (Estados Unidos) y fue tomada en el instante en que se derrumbaron las burbujas de un vidrio de sellado electrónico experimental.

cristales de Rutilio (dióxido de titanio) y tridimita (un polimorfo de cuarzo

Fotografía ganadora de los Nikon Small World del año 1977. Autor: James W. Smith.

El estadounidense James W. Smith fue el autor de esta fotografía microscópica que presenta minerales. En concreto, cristales de Rutilio (dióxido de titanio) y tridimita (un polimorfo de cuarzo) en un vidrio rico en cobalto. La instantánea fue la mejor imagen del año 1977, cuando la fotografía y la tecnología estaban a años luz de lo que son hoy en día.

Si te gusta la fotografía microscópica no te pierdas las macrofotografías más sorprendentes.

Paz Peño
Estudiante de Comunicación Audiovisual y apasionada de la fotografía, el cine y la música. Coleccionista de grandes momentos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.