Munkácsi: 120 años desde que nació el padre de la fotografía de moda

Martin Munkácsi es sin duda, el padre de la fotografía de moda. Fue el fotógrafo que se encargó de dar vida, movimiento, espontaneidad y originalidad a las revistas de moda.
De entre fotógrafos de la talla de Richard Avedon o Irving Penn, Munkácsi supo destacar y darle un sentido completamente nuevo a esta temática fotográfica.

Martin Munkácsi fue un fotógrafo húngaro que nació en 1896. Trabajó en Alemania durante casi diez años y posteriormente se trasladó a Estados Unidos. A pesar de su gran éxito, sus inicios no fueron fáciles. Tuvo que abandonar su hogar con tan sólo 16 años y, junto a su familia, se trasladó a Budapest.

Su trayectoria como fotógrafo comenzó en 1921 para la revista deportiva AzEst en la que ya empezó a destacar por su gusto por la composición y su habilidad artística. En los años 30 se trasladó a Berlín, un lugar poco alentador para un judío en plena Alemania nazi. En Alemania realizó varios encargos para publicaciones como el diario Berliner Illustrierte Zeitung, Die Dame, Koralle o UHU.

En 1934 los nazis nacionalizaron su periódico, pero gracias a un encargo de Carmel Snow, directora de la mítica revista de moda Harper’s Bazaar, Munkácsi desbarataría por completo el mundo de la fotografía de moda.

El estilo fotográfico de Martin Munkácsi se acercaba a la Nueva Objetividad, un movimiento artístico que surgió en Alemania por los años 20 y que rechaza el expresionismo, pero con la caída de la República de Weimar y la toma del poder por los nazis, este movimiento llegó a su fin.

Fotografía de Martin Munkácsi. El retrato en movimiento

Martin Munkácsi

"Los últimos rayos de sol" de Munkácsi

Martin Munkácsi

La primera aportación de Munkácsi a la revista Harper’s Bazaar fue en Long Island y las fotografías de esa sesión aparecerían en la publicación de diciembre del año 1933. En esta sesión la protagonista fue Lucille Brokaw en bañador. La directora, Carmel Snow, recuerda en sus memorias que la modelo “estaba azul del frío” pero lo cierto es que las fotografías resultantes de esta sesión han pasado a la historia por su espontaneidad y naturalidad.

Lucille Brokaw fotografiada por Munkácsi

Martin Munkácsi

Las imágenes de este fotógrafo rompieron con la cuidada estética y la rigidez de las modelos, características clave en las fotografías de moda del momento.
Aquellos años eran años de cambio, de movimiento, de evolución. Tanto la fotografía como la moda avanzaban a pasos agigantados. La alta costura quedaba cada vez más atrás y la nueva ropa deportiva así como las líneas ready-to-wear se hacían un hueco cada vez mayor en la sociedad de aquellos años y Munkácsi supo plasmarlo a la perfección.

Cuando se publicó el número de Harper’s Bazaar, no se había visto nunca nada parecido. Cuando el propietario de la revista vio las fotos, se echó las manos a la cabeza pero la testarudez de Carmel Snow consiguió que se publicara el número, convirtiéndose en uno de los más famosos de su historia.
Fue tras el éxito de la publicación, cuando Munkácsi se trasladó a Estados Unidos. Allí empezó su época dorada con colaboraciones con publicaciones como Life, Good Housekeeping o Town and Country.
Fotógrafos de la talla de Cartier-Bresson, Alfred Stieglitz o Richard Avedon tenían a Munkácsi como ejemplo de inspiración.

Fotografía de Munkácsi

Martin Munkácsi

“Trajo un soplo de felicidad, honestidad y amor hacia las mujeres a lo que fue, antes de él, un arte sin amor, sin alegría y moribundo”– Avedon

Además de triunfar con su personal estilo en el mundo de la fotografía, también lo hizo en el de las estrellas de Hollywood, a quienes fotografió en pleno movimiento.

Fred Astaire fotografiado por Munkácsi

Martin Munkácsi

El gran proyecto de su vida fue “The Fabulous World of Munkácsi” el cual no consiguió ver terminado antes de su muerte en 1963 por un infarto cardíaco.

Lo que está claro es que sin su manera de ver la fotografía, las portadas de revistas como Vogue no serían lo mismo hoy en día. Munkácsi supuso un antes y un después.

“Nunca hagas posar a tu sujeto. Déjalo moverse libremente. Todas las grandes imágenes son instantáneas”

Irene Tierno
Estudiante de Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos. El mundo de la comunicación es mi pasión y me preocupo por la sociedad en la que vivimos. La escritura, la lectura, la fotografía y el arte son pilares en mi día a día.
Irene Tierno on Twitter

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.