Manolo Tena: Sobrevivir al ritmo de la Movida

“Quiero bailar rock and roll toda la noche hasta que salga el sol” Manolo Tena

Más de uno a todo pulmón ha coreado esta canción en las noches de juerga, y es que Manolo Tena supo colarse entre aquellos que amaban la música y pasarlo bien.

Creció en las entrañas de Lavapiés, de familia humilde y una infancia marcada por altos y bajos. Esto le llevó a dedicarse al trabajo desde muy joven, dejando de lado los estudios y comprando con su primer sueldo una guitarra. Con los siguientes fueron llegando a sus manos discos y libros de poesía, señales que confirmaban que llevaba el arte por dentro.

Con apenas 14 años y un bajo prestado, se paseaba tocando los fines de semana por bares de Madrid, dando a conocer su carrasposa voz desde ese momento.

Comenzó sus pasos cantando temas sociales con el seudónimo Lolilla Cardo, y más adelante en 1975 colaboró con Luis Eduardo Aute en su álbum “Babel”; pero Tena no quería quedarse ahí, necesitaba algo propio.

Poster de Manolo Tena

Fuente: El Confidencial

En este momento es cuando nace Cucharada, primer grupo que fusionaba el rock and roll con el teatro, una mezcla que les colocó como los primeros en España en atreverse a presentar una actuación escénica y musical, recordados por tener un look fuera de lo normal, de donde surgió el lema “la entronización del harapo”.

Manolo Tena perteneció a la Movida Madrileña, años tan vividos y recordados por muchos, época en que su música fue comparada con artistas como Led Zeppelin, y donde participó de telonero en conciertos y giras, esta vez con el grupo “Alarma!!!”, un grupo totalmente rockero  y diferente, para el pop de ese momento.

Entre 1988 y 1992 Manolo firma con Elígeme Records, firma de su amigo Joaquín Sabina, donde grabó “Tan Raro”, su primer disco en solitario y un sonado fracaso.

Vuelve a la cima al ser contactado por Sony Music Entertainment, contrato que supone un antes y después de su vida artística, con ellos grabó el disco “Sangre española”.

La montaña rusa no quedó ahí, Manolo cae en una adicción que lo llevó a mantenerse en silencio por mucho tiempo.

Retrato Manolo Tena

Fuente: El País

«Para mí la adicción es una enfermedad y yo tengo una enfermedad, soy un adicto…” dijo este en una entrevista realizada a su regreso en el 2015, cuando al recuperarse, más no curarse como el mismo admite, vuelve al ruedo con un nuevo disco llamado “Casualidades” y graba un documental donde abiertamente habla sobre su enfermedad y la experiencia vivida a causa de ella.

En uno de sus antebrazos tenía un tatuaje en letras japonesas que rezaba “Sobrevivir”, hoy en día sobreviven sus letras, su carisma, su rebeldía que marcó la Movida Madrileña y que todavía a la fecha muchos cantan con pasión.

Manolo Tena fotografía blanco y negro

Fuente: La Rioja

De Manolo Tena sobrevive su voluntad de seguir, aunque un cáncer el 4 de abril de 2016, le arrebató la oportunidad de poder recuperar el tiempo perdido, vivir una vida en paz y continuar con su pasión que era escribir. 

Massy Zaiter
Dominicana residente en Madrid, periodista, community manager y fotógrafa profesional que incursiona en el mundo de la fotografía de bodas. Me gusta conocer nuevas culturas y desnudar un libro tomando café.
Massy Zaiter on FacebookMassy Zaiter on InstagramMassy Zaiter on Twitter

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.