La fotografía científica ofrece la oportunidad de crear y de aprender

La fotografía científica ha servido, desde hace ya mucho tiempo, como una forma de ver la ciencia desde un punto de vista diferente. En algunas ocasiones esta práctica nos permite acercarnos y conocer detalles de partes de elementos que hasta entonces desconocíamos. Es una forma de aprender, no sólo como científicos, sino como artistas.

Es el caso de bacterias, virus e, incluso, constelaciones. Con la captura de una fotografía científica nos podemos parar tranquilamente a apreciar la belleza de algo, pero además estudiar con detalle cada aspecto de él. Y, aunque a veces parezca increíble, se pueden llegar a captar auténticas obras de arte.

Algunos de los aspectos científicos más sorprendentes que han sido objeto de instantánea son, por ejemplo, el interior del ojo humano. Y, cada vez más, los científicos tratan de acercarnos a su mundo. Como prueba de ello está la semana de la ciencia celebrada hace poco en Madrid. Hacen cercano algo que para muchos sigue pareciendo casi inalcanzable.

Y es que la ciencia nos sigue sorprendiendo a muchos, no solo por la velocidad de las nuevas tecnología o cómo se siguen superando a sí mismo. Gracias a los avances científicos podemos ver el interior del ojo humano, cómo se comportan las neuronas en el cerebro o una embolia en una reproducción del ser humano. Estas son algunas de las pruebas de que la fotografía científica se está ganando a pulso su lugar en la vida de muchos aficionados a la fotografía:

Superficie de la retina de un ratón. Fotografía científica

Gabriel Luna, Neuroscience Research Institute, University of California

Esta espectacular imagen que parece más una flor que una parte del ojo es en realidad la retina de un ratón. Se trata de una imagen que tiene solamente entre 3 y 4 milímetros de diámetro. Los vasos sanguíneos se encuentran coloreados de azul mientras que las células nerviosas están en rojo y en verde.

Fotografía de la parte de atrás del cerebro

Alfred Anwander

Sorprende también el colorido de esta imagen. Se trata de un cerebro adulto sano visto desde atrás. Las diferentes partes del cerebro se comunican entre sí a través de fibras nerviosas. Las fibras que conectan el hemisferio derecho y el izquierdo son rojas, las que van hacia arriba y hacia abajo son azules y las que van hacia delante y hacia atrás son verde.

Fotografía científica-piel de gato

David Linstead

Aunque no lo parezca se trata de pelo y piel de gato. Se trata de una imagen capturada usando un microscopio de luz polarizada extraída de una diapositiva de la era victoriana.

Calamar Hawaiano- fotografía científica

Mark R Smith, Macroscopic Solutions

Este calamar hawaiano mide 1,5 cm y posee un órgano bioluminiscente que utiliza para camuflarse y cazar.

Fotografía de una célula madre

Sílvia A Ferreira, Cristina Lopo and Eileen Gentleman, KCL

En esta imagen se muestra una célula madre en una matriz 3D de hidrogel poroso, diseñada para imitar el entorno real de la célula en la médula ósea. La célula madre proviene del interior del hueso de la cadera de una persona sana que donó parte de la médula ósea para ayudar a tratar a pacientes que desarrollan complicaciones después de recibir un trasplante de médula.

Imagen de una planta de maíz

Jim Haseloff y OpenPlant Cambridge

Mirar dentro de un grupo de hojas de una planta joven de maíz revela muchos detalles y una estructura organizada. Se trata de uno de los cultivos de cereales más cultivados en el mundo, un alimento básico en la alimentación del ganado y como materia prima. Los cultivos de maíz modificado genéticamente se están cultivando para que sean resistentes a plagas y herbicidas.

La fotografía científica, en definitiva, tiene mucho que ofrecer. Nos puede ayudar no solo a aprender, sino a cambiar la forma tradicional con la que vemos la ciencia. Se trata de un mundo cargado de belleza y de oportunidades para seguir aprendiendo.

Ana Pareja
Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Llevo escribiendo historias desde que era pequeña y considero que no hay mejor narración que una buena fotografía.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.