Julio Bittencourt plasma en sus fotografías la belleza del Brasil más pobre y humilde

Brasil y sus favelas, la pobreza, la marginación, las drogas, las miradas silentes, la soledad, la violencia… son tan solo algunas de las tantas cosas que marcan la fotografía de Bittencourt.
Julio Bittencourt nació en Sao Paulo, Brasil, donde creció rodeado de estos elementos que son hoy los protagonistas de sus fotos. De ellos ha obtenido el ojo y la destreza que plasma en sus obras.

Julio Bittencourt

Julio Bittencourt

Bittencourt inició su travesía en el 2000, fecha que está marcada como el inicio de una carrera fotográfica prometedora y valiosa. Años en los que revistas importantes como The Wall Street, Journal, Time, Le Monde, The New Yorker, The Guardian, entre otras, han plasmado en sus hojas un trabajo artístico y con un significado profundo y sincero.
Sus primeros pasos fueron dados en el periódico Valor Económico de Sao Paulo, como asistente de fotografía y editor. 3 años más tarde se mudó a Mozambique formando parte del Soico Grupo de Comunicación, al llegar el 2006 decidió trabajar de manera independiente, haciendo trabajos por encargo y proyectos propios.

Fotografía de Julio Bittencourt

Julio Bittencourt

Durante su trayectoria ha ganado premios como Conrado Wessel Fundação en 2006 y 2009, el premio Portfolio Pick Review de la Aperture Foundation  y premio Leica Oskar Barnack  ambos en 2007, el Premio de Fotografía Porto Seguro, categoría Brasil, en 2010, el premio Fine Art Prize y IPA – International Photography Awards en 2012, y en 2013 ganó el XIII Prêmio Marc Ferrez de Fotografía.
Una de sus series más famosas es “In a Window of Prestes Maia 911 Building”, avenida concurrida y que forma parte del corazón de Sao Paulo. Allí desde 2002 se encuentra un edificio habitado ilegalmente por personas del movimiento de Los Sin Techo, caracterizada por sus dos bloques de 360 ventanas, huecos donde se asoman 460 familias enteras sin ninguna o muy poca esperanza en el mañana.

Fotografía de Julio Bittencourt

Julio Bittencourt

A Bittencourt le tomó 3 años realizar este proyecto, (2005-2008) donde retrata a una sociedad marginada, alejada del mundo por unas paredes grises, desvinculada del resto de la ciudad, pero en su interior se encuentran personas honradas, dignas, que sobreviven de manera precaria el día a día, buscando un consuelo donde sostenerse, como las librerías y puestos de trabajo que han creado para ellos mismos.

Al final del 2008 Julio recopila todas las fotografías realizadas en un libro homónimo. Durante una entrevista realizada Julio afirma que le llevó tanto tiempo realizar la serie, porque intentaba comprender el lugar y conocer a fondo a las personas que allí vivían.
Ramos es otro de sus proyectos personales, fotografías que se concentran en un lago artificial de agua salada, que se encuentra custodiado por favelas lideradas por las bandas de narcotraficantes más reconocidas de la ciudad.

Fotografía de Julio Bittencourt

Julio Bittencourt

Julio Bittencourt muestra como la gente en medio de la violencia, las drogas, la contaminación y un sin número de problemas, disfrutan del sol, la playa y la bebida que les anima la vida que les ha tocado vivir.
Este joven fotógrafo es un ejemplo a seguir para aquellos que no encuentran inspiración a su alrededor, ya sea por la situación que les ha tocado vivir u otra circunstancia que les limite. No hay momento perfecto para disparar, están esos momentos imperfectos que hacen de una fotografía un cúmulo de emociones que termina contestando a tantas preguntas sin respuestas como tiene la vida.

Massy Zaiter
Dominicana residente en Madrid, periodista, community manager y fotógrafa profesional que incursiona en el mundo de la fotografía de bodas. Me gusta conocer nuevas culturas y desnudar un libro tomando café.
Massy Zaiter on FacebookMassy Zaiter on InstagramMassy Zaiter on Twitter

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.