Cada vez más coleccionistas de arte se decantan por invertir en fotografía, relegando a un segundo plano a otras disciplinas como la pintura o la escultura. En los últimos años hemos asistido a cómo el mercado del coleccionismo artístico empieza a obtener en subastas precios nunca antes vistos por obra fotográfica.

Los grandes festivales y concursos internacionales de fotografía han revalorizado el arte de la fotografía. Esto lo convierte en un nuevo campo de inversión para aquellos aficionados al coleccionismo, que esperan encontrar un retorno elevado con el paso del tiempo.

En el mercado de las subastas y del coleccionismo ya se encontraban asentados los formatos más lujosos como las pinturas, los coches clásicos o la artesanía oriental. Pero actualmente estos objetos han revelado un retroceso, y dan paso a un incipiente mercado de la fotografía. Un formato muy reciente, que tiene menos costes y sin embargo sus mensajes son más comprensibles para todos los públicos. Los museos y galerías han detectado este nuevo movimiento y se abren nuevas salas que se dedican y especializan en este sector. Vimos en anteriores entradas las fotografías más caras de la historia, una muestra de la sorprendente subida de precios de este arte.

Algunos de los mejores ejemplos del mencionado favoritismo que está atrayendo la fotografía son las siguientes obras que veremos a lo largo del artículo. De entre los autores que mejor venden en las subastas hemos destacado: Gilbert & George, Andreas Gursky, Robert Mapplethorpe, así como, Albert Watson, y Alvin Langdon.

Andreas Gursky "Los Ángeles", 1999.

Andreas Gursky “Los Ángeles”, 1999. Valorado en 1.800.000 libras.

Por otro lado, la casa de subastas Sotheby ha subastado fotografías a precios realmente desorbitados. Como es el caso de la obra de Alvin Langdon Coburn, Shadows and reflectios de 1905. Se partía con la cifra de 300.000 dólares y fue adquirida por 929.000 dólares. Estos son algunos casos que ilustran el creciente mercado de la fotografía de coleccionismo.

Gilbert and George "shag stiff", 1977.

Gilbert and George “shag stiff”, 1977. Valorado en 1.000.000 libras.

Alvin Langdon Coburn "Shadows and reflections"

Alvin Langdon Coburn “Shadows and reflections”. Valorado en 965.000 dólares.

Mientras que las tradicionales obras de arte han bajado su precio en un 40% desde hace diez años, la fotografía, en cambio, sube a buen ritmo, según una investigación que ha publicado recientemente el grupo Coutts (uno de los principales grupos de subasta a nivel mundial). Encontrar a jóvenes fotógrafos artísticos se ha convertido en una prioridad, con la esperanza de que algún día su obra esté valorada en cantidades millonarias.

Robert Mapplethorpe, autorretrato de 1980.

Robert Mapplethorpe, autorretrato de 1980. Valorado en 98.500 libras.

Hay muchos criterios que se pueden seguir para hacerse con una colección fotográfica. Nosotros daremos tres imprescindibles: primero, antes de adquirir, hay que ver el panorama e investigar si vamos a hacer una buena inversión. Es importante saber el número de copias que se hicieron del negativo original. Después, pensar en si esa obra aumentará su valor con el tiempo, por si algún día la volvemos a vender. Pero ante todo, la fotografía te debe cautivar, ya que va a formar parte de tu galería personal. Este criterio es tan decisivo, que los temas que más se venden son los retratos de celebrities, fotografías de moda o decorativas y también los paisajes o la naturaleza más salvaje. Son tópicos que no pasan de moda.

Albert Watson "Kate Moss, Marrakech".

Albert Watson “Kate Moss, Marrakech”. Valorado en 22.500 libras.

Por otro lado, el fotoperiodismo estaba menos valorado porque esas fotos ya forman parte de los medios de comunicación y se consideran de acceso publico. Sin embargo agencias como Magnum Photos de Robert Capa o festivales como The World Press Photo han luchado para que se valore el trabajo de los fotoperiodistas, y finalmente han podido entrar en en las grandes salas de subasta. En el artículo que escribimos anteriormente los 10 maestros del fotoperiodismo hablamos más acerca de este tema.

El arte contemporáneo parece que no se queda por detrás de los viejos maestros del arte. Y la fotografía es de los formatos más rompedores, con un potencial inagotable. En ella se reúne el equilibrio entre la imaginación y el mundo real, dando lugar a obras para todos los tipos de galerías.

Mila Rodriguez

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.