Stanley Kubrick capturó geniales instantáneas en 1946 con tan solo 17 años

Hablar de Stanley Kubrick no solo es hacer referencia a sus películas. Kubrick fue además el trabajador más joven de la revista Look y abordó el mundo de la fotografía con una Contax de 35mm a la edad de 17 años, convirtiéndose en el fotógrafo que produjo el mayor número de artículos publicados durante los años 1945-1950.

Entre sus historias publicadas en esa época encontramos la serie del metro de Nueva York. La magia en esta serie de fotografías es latente cuando nos damos cuenta de que hemos entrado de lleno en la vida de cada uno de los pasajeros fotografiados.

Pasajero leyendo un periódico fotografiado por Stanley Kubrick

Stanley Kubrick

Pasajeros en el metro de Nueva York

Stanley Kubrick

Y es que quién de los espectadores no ha sentido la sensación molesta de la señorita del sombrero por estar siendo parte de una fotografía, el agobio en aquel vagón repleto de gente, el sueño de los que probablemente volvían a casa después de una interminable jornada de trabajo y no podían contener las ganas de sus párpados de cerrarse y la pasión de los dos enamorados que aprovechan cualquier resquicio de esa vacía estación para mirarse como si no hubiera un mañana.

Vagón del metro de Nueva York por Stanley Kubrick

Stanley Kubrick

Dos enamorados en el metro de Nueva York por Stanley Kubrick

Stanley Kubrick

El mismo Kubrick hacía referencia a esta serie como la necesidad de mostrar “el estado de ánimo del metro” y afirmaba que después de presenciar y capturar los desplazamientos diarios de la línea del metro de Nueva York durante dos semanas, pudo darse cuenta por ejemplo de que las personas que viajaban por la noche en el metro estaban menos inhibidas que aquellas que viajaban durante el día y por ello a última hora era cuando el fotógrafo se encontraba con imágenes más impactantes, como gente borracha dormida en los suelos del subterráneo o parejas haciendo el amor abiertamente.

Andén vacío del metro de Nueva York

Stanley Kubrick

Metro de Nueva York por Stanley Kubrick

Stanley Kubrick

La fotografía es sentimiento, es emoción y es cotidaneidad y así lo muestra Stanley en esta serie en la que utilizó una Contax y tomó las fotos a 1/8 de segundo.

Que muchas de las fotografías estén trepidadas se debe a que la mayor parte del trabajo de aquellas dos semanas la realizó entre la medianoche y las 6 de la mañana y la falta de luz en los subterráneos le hizo tener que triplicar la lentitud de la velocidad de obturación, ya que quiso utilizar luz natural para no cambiar demasiado el entorno del que se hacía eco.

Mujer fotografiada por Stanley Kubrick

Stanley Kubrick

Además, solo podía capturar los momentos en los que el tren estaba parado, ya que el movimiento y la vibración del metro entre una estación y otra no le permitía hacer disparos con una calidad mínima. Esto hace que se perdieran muchos momentos que sí que estuvieron presentes antes los ojos de Stanley y que el fotógrafo tuviera que adaptarse a las eventualidades que hacían que en algunas ocasiones, cuando ya estaba listo para disparar, el protagonista decidiera bajarse del tren, salir del campo de visión de Kubrick o que algún elemento externo se interpusiera entre ambos.

El metro de Nueva York por Stanley Kubrick

Stanley Kubrick

Serie "Metro de Nueva York"

Stanley Kubrick

A lo anterior, debemos sumarle que no se trató de una serie fácil en cuanto a su ejecución porque los retratados eran neoyorquinos en pleno periodo de posguerra, que en la mayoría de los casos no estaban familiarizados con las cámaras de fotos y que en muchos casos no estaban muy predispuestos.
Sin embargo, esto no obsta para que consideremos estas fotografías como un arte, sino todo lo contrario. Nos dan esa sensación de movimiento que nos contagia la sensación de que también fuéramos pasajeros de esos vagones de 1946.

Imagen de Stanley Kubrick

Stanley Kubrick

El maestro es emulado hoy en día por muchos curiosos que utilizan su smartphone para captar lo cotidiano dentro de lo que ocurre a su alrededor e igual que hacía Stanley Kubrick con su Contax de 35mm, muestran los trayectos cotidianos en metro de la gente. Aunque los rostros y las formas de actuar en ambos entornos no son tan diferentes, en el momento en el que se llevaron a cabo estas fotografías, el estilo de Stanley marcó un antes y un después en lo que posteriormente se denominaría “Street Photography”. Hoy en día, si tratáramos de tomar fotografías similares a la Stanley quizás nos sería imposible que los sujetos de las fotografías aparecieran sin ensimismarse con su smartphone, tablet o ebook.

Escaleras del metro de Nueva York

Stanley Kubrick

Pasajero durmiendo en el metro de 1946

Stanley Kubrick

Sin embargo, no olvidemos que Kubrick no fue el primero en capturar la vida del metro de Nueva York, ya que en 1938 Walker Evans llevó a cabo una interesante serie de fotografías en las que el común denominador era que tomaba las fotografías a través de una cámara escondida en la chaqueta.

Estela Alcaide
Experta en Marketing Digital. Apasionada por la moda, la comunicación, la fotografía en general y el fotoperiodismo en particular. Preocupada por el mundo en el que nos encontramos, uno de mis proyectos personales es Fotoperiodismo3.0.
Estela Alcaide on FacebookEstela Alcaide on InstagramEstela Alcaide on TwitterEstela Alcaide on Wordpress

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.