“Amelia and the Animals” es el proyecto de Robin Schwartz dónde retrata a su hija junto a animales desde el año 2002

Hace unos días os hablábamos del Ryan Mcginley, que unió personas y animales en sus fotografías. Hoy os traemos un proyecto totalmente diferente pero con un elemento en común: La pasión por los animales. Tenía solo 3 años cuando Amelia posó por primera vez junto a un animal y desde entonces no ha parado de conocer animales tanto domésticos como exóticos. Su madre, Robin Schwartz  es la autora de la serie de fotografías “Amelia and the animals” en la que reúne todas las fotografías de su hija con los animales.

La carrera como fotógrafa de Robin comenzó durante los años 80 fotografiando con un estilo documental primates y perros callejeros en Mexico. Esto permitió a Robin acceder al mundo de los animales exóticos. Fue en una visita al circo dónde tomó la primera fotografía de Amelia junto a Ricky uno de los chimpancés del espectáculo. Robin se dio cuenta de la mágica conexión que tenía su hija con los animales.

Amelia con el chimpacé Ricky

Amelia y Ricky. Robin Schwartz

No fue hasta un año más tarde cuando la fotógrafa decidió empezar este proyecto, motivado por el fallecimiento de un familiar, buscando un hobbie que compartir con su hija. Robin y Amelia comparten una pasión por los animales lo que les permite pasar tiempo juntas y disfrutar de sus pasiones: la fotografía y los animales. Desde que comenzó el proyecto, madre e hija han viajado por todo el mundo fotografiando a Amelia con elefantes, tigres, llamas, simios y muchos más, y recreando un idílico mundo en el que reina la igualdad entre personas y animales.

Robin Schwartz

Robin Schwartz

Robin Schwartz

Robin Schwartz

En sus fotografías, Robin Schwartz busca un equilibrio entre Amelia y el animal o animales con los que posa y, como la propia fotógrafa habla de este proyecto, “crear un cuento de fantasía” en el que humanos y animales conviven. Robin también quiere mandar un mensaje al resto del mundo con sus fotografías: los animales son parte de nuestro mundo y los humanos son parte del suyo.

Robin siente una gran admiración por la capacidad de su hija de establecer una unión entre ella y el animal, conexiones que se reflejan en todas sus fotografías. Además Amelia busca las formas de interactuar con los animales, según la fotógrafa su hija es muy intuitiva. Un ejemplo es en la imagen de Amelia con el cubo de comida para las alpacas.

Robin Schwartz

Robin Schwartz

“Eduqué a Amelia para que no tuviera miedo de los animales, ellos son sus hermanos. Ella se siente cómoda con ellos porqué son parte de su mundo natural y se pone triste cuando piensa que otros niños les tienen miedo” Robin Schwartz.

Robin Schwartz

Robin Schwartz

Robin Schwartz

Robin Schwartz

Ya han pasado 13 años desde que Amelia apareció en la primera fotografía, y sus fotografías se han expuesto en numerosas galerías gracias a sus series fotográficas tituladas “Amelia’s World” y “Animal Affinity”.

Robin Schwartz

Robin Schwartz

El último libro de la fotógrafa estadounidense “Amelia and the Animals” contiene una amplia colección de fotografías dónde documenta el crecimiento de su hija junto a animales de todo el mundo. Podéis encontrar más información sobre el libro aquí.

“La fotografía es un medio para Amelia para encontrar animales. Hace poco que ella tomó estas oportunidades por sentado. No se dio cuenta de lo inusuales que eran sus encuentros hasta que todos comenzaron a decirle lo afortunada que era de conocer a tantos animales.” Robin Schwartz

Robin Schwartz

Robin Schwartz

Robin Schwartz

Robin Schwartz

Paz Peño
Estudiante de Comunicación Audiovisual y apasionada de la fotografía, el cine y la música. Coleccionista de grandes momentos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.