La destrucción del ártico a través de la mirada de Ragnar Axelsson

Hablar de fotografía bajo condiciones climatológicas extremas es hablar de Ragnar Axelsson, conocido como “el fotógrafo del frío”. Este profesional natural de Islandia ha dedicado toda su carrera a fotografiar la vida en el Ártico. Inició sus estudios de fotografía a los dieciséis años en un taller tradicional, y sólo dos años más tarde empezó a trabajar para el periódico más importante de su país natal, el “Morgunblaoio”.

Desde la década de 1980 ha viajado de forma asidual a regiones gélidas como Groenlandia, Siberia o Alaska, pasando largas temporadas junto a las poblaciones nativas para documentar la subsistencia de los pueblos que allí habitan. Sus proyectos han sido publicados en importantes cabeceras internacionales de la talla de Life, Stern, Time y Geographical.

Ragnar Axelsson

Ragnar Axelsson

A lo largo de estos más de treinta años de fotografías, se pueden apreciar los estragos que la globalización ha ido causando en las comunidades indígenas, especialmente los inuit. El propio Ragnar Axelsson ha tenido que soportar la pérdida de compañeros que han terminado quitándose la vida porque no veían una salida al final de este túnel.

El pueblo inuit, compuesto por alrededor de 150.000 personas repartidas por las zonas árticas de entre Canadá y Rusia, se ha dedicado siempre a la caza, la pesca y la recolección. La conservación y práctica de las costumbres ancestrales ha sido desde sus orígenes su principal seña de identidad. No obstante, durante los últimos años se han visto obligados a luchar por mantener su cultura tradicional.

Ragnar Axelsson

Ragnar Axelsson

El Ártico es una zona de enorme riqueza natural que ha sido protegida y respetada por los inuits durante sus miles de años de existencia. El problema llega cuando las grandes potencias descubren, gracias a un informe del Instituto Geológico de Estados Unidos, que el 30% del gas natural y el 13% del petróleo que queda en el planeta Tierra se encuentra justo en estos increíbles glaciares.

Como consecuencia del calentamiento global, el aumento del nivel del mar ha aumentado 23 centímetros durante el último siglo, según datos de la NASA. Este deshielo ha puesto en serio riesgo la biodiversidad del Ártico, provocando que decenas de especies de la fauna y la flora se encuentren en la actualidad en grave peligro de extinción. Esta situación además favorece a todas las potencias que quieren explotar estos recursos energéticos.

Ragnar Axelsson

Ragnar Axelsson

La población inuit ha sido arrastrada a un forzoso y rápido proceso de occidentalización al que no son capaces de adaptarse. Esto tiene consecuencias nefastas entre las que se podemos destacar el aumento extremo de enfermedades crónicas como el cáncer, la obesidad y la diabetes, además de otros problemas sociales entre los que se incluye el alcoholismo, la depresión y la agresividad.

Como explica Ragnar Axelsson, “hace veinticinco años el hielo tenía como mínimo un metro de espesor. Ahora es tan delgado que ni siquiera soporta el trineo”. En “Last Days of the Arctic” (2010) el fotógrafo retrata la devastación de este espacio natural, además de el proceso de pérdida de identidad que están sufriendo las comunidades nativas.

Ragnar Axelsson

Ragnar Axelsson

Esther de Vicente
Estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Amante de la vida y sus momentos. Me encanta la fotografía, el mundo de la moda, y por encima de todo viajar. Siempre con ganas de conocer lo desconocido.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.