El paisaje como protagonista de las ilusiones fotográficas

Seguimos con el ilusionismo en fotografía de la mano de artistas que han centrado sus proyectos en el paisaje, ya sea a través de la superposición de ciertos elementos o creando sus propios mundos de fantasía. ¡No te pierdas esta magia en estado puro!

Shamekh Bluwi

Ya destacó Coco Chanel la relación entre la moda y la arquitectura, afirmando que en ambos campos todo es cuestión de proporciones. Y es que nuestro primer protagonista antes que artista fue arquitecto. En un viaje a Dubai se dio cuenta de la enorme necesidad que tenía de compartir todos los paisajes de las ciudades que recorría, pero no quiso hacerlo de una forma convencional.

El original Samekh Bluwi prefirió enmarcar estas escenas en los vestidos de las muñecas que solía dibujar. De esta forma, recortaba los trajes y sostenía el papel frente a atardeceres, grandes rascacielos o baldosas que se convertían en el singular estampado de vestidos o faldas.

Rápidamente captó la atención de grandes firmas de moda, que le eligieron como ilustrador de sus diseños. El artista jordano ha trabajado hasta la fecha con Dior, Roberto Cavalli, Valentino y Dolce & Gabanna entre otros, pero tiene ya una larga lista de espera de diseñadores que quieren exprimir todo su talento.

Michael Hughes

Lo que comenzó como un hobby es hoy todo un proyecto que cuenta con más de 100 fotografías realizadas en alrededor de 200 países de todo el mundo. Hablamos de “Souvenirs”, el curioso y divertido trabajo de Michael Hughes.

Durante un viaje a Nueva York que el fotógrafo realizó en 1998, se encontraba en el ferry de Stanten Island observando la Estatua de la Libertad cuando se dio cuenta de que aparecía dibujada en el vaso de cartón del café que se estaba tomando. No se le ocurrió otra cosa que colocar el objeto sobre el monumento real y tomar una fotografía.

Desde entonces cada vez que visita una ciudad, localiza objetos típicos en las tiendas para turistas y se encarga de sustituir el elemento característico del lugar por el souvenir. Así es como nos encontramos con una vela colocada en el lugar de una de las pirámides de Giza en El Cairo, una figurita en la Puerta de Brandenburgo de Berlín o la portada del disco de los Beatles en el mítico cruce de Abbey Road. La clave está siempre en la perspectiva.

Carl Warner

Conocido fotógrafo publicitario de los noventa, llegó el momento en el que Carl Warner comenzó a sentir que estaba desperdiciando su creatividad. Fue entonces cuando decidió buscar una nueva fuente de inspiración, sin pensar nunca que la acabaría encontrando en la frutería.

Los culpables fueron unos hongos tipo Savanna cuya forma y textura le parecieron muy parecidas es a las de un árbol. Fue así como empezó “Food Landscapes”, un proyecto que se extendería durante diez años y que se basó en la creación de pequeños paisajes fantásticos utilizando exclusivamente alimentos. Como él mismo contó, “La comida es un material que tiene increíbles similitudes con ciertos elementos que podemos encontrar en la naturaleza”.

Al tratarse de alimentos perecederos, el artista retrataba cada paisaje por partes para evitar que se echaran a perder. De esta forma primero fotografiaba el primer plano, más tarde el plano medio y finalmente el fondo, y después los unía con ayuda de Photoshop. Todo lo que sobraba era repartido entre el equipo o se donaba a causas sociales.

En el año 2008 el Sunday Times le dedicó un artículo que impulsó a Carl Warner definitivamente al éxito y le llevó a embarcarse en un nuevo proyecto. En “Bodyscapes” el artista no abandona el mundo del paisaje, pero cambia los alimentos por cuerpos humanos. Encontramos así obras como “El desierto de los hombres dormidos” o “El valle de la mujer reclinada”, compuestas por hombros, brazos y otras partes que forman montañas, puentes o llanuras.

Paisaje "Bodyscapes"Carl Warner

Carl Warner

¡Juega con el paisaje y déjate tu imaginación volar!

Esther de Vicente
Estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Amante de la vida y sus momentos. Me encanta la fotografía, el mundo de la moda, y por encima de todo viajar. Siempre con ganas de conocer lo desconocido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.