Editar y retocar fotografías de manera natural y sencilla

Hoy en día es mucho más fácil el proceso de edición y revelado de nuestras fotografías gracias a la era digital. Sin embargo, hay mucha gente a la que se le hace muy cuesta arriba el enfrentarse a programas de edición como Photoshop.

A continuación voy a daros una serie de consejos muy sencillos con los que podréis conseguir un acabado final de vuestras fotografías en muy pocos pasos. Es importante respetar el orden a la hora de aplicarlos.

Lo primero que tenemos que hacer antes de editar una fotografía es guardarnos una copia del archivo original. Los programas de edición como Photoshop deterioran la imagen conforme la vamos modificando, por lo que si no nos gusta el resultado y hemos guardado los ajustes, no podremos recuperar el estado inicial.

En multitud de ocasiones es necesario enderezar la fotografía porque el horizonte está caído hacia un lado. Por ejemplo, si estamos fotografiando el mar este hecho es más evidente. También podemos utilizar la herramienta recortar para reencuadrar la fotografía. Ya sea porque no podíamos acercarnos más a nuestro sujeto y no teníamos más zoom, o porque queremos centrar aún más el interés sobre algo concreto.

Una manera de darle algo de vida a nuestras fotografías es a través del contraste, el cual podemos conseguir con las capas de ajustes de Niveles y la de Contraste. La capa Niveles nos permite ajustar tanto el punto blanco como el punto negro de la fotografía, consiguiendo mayor contraste. Si la foto no tiene un negro muy oscuro habrá que llevar el indicador hacia la derecha, justo antes de llegar a tocar el histograma. Lo mismo pasa con el blanco, pero en esta ocasión hacia la izquierda.

Photoshop nos da la opción de realizar el ajuste automáticamente, y después adaptarlo a nuestro gusto.

Tips fotográficos

 Antes de niveles                                                                                                                Después de niveles

Antes y después de niveles

Antes de niveles                                                                                                       Después de niveles

Con la capa de Contraste podremos cambiar el brillo para darle más o menos luminosidad a la foto, y aumentar directamente el contraste. Hay que tener en cuenta que, tanto los niveles como el contraste, hay que utilizarlos en su justa medida, de lo contrario, el aspecto final puede resultar poco natural.
Una vez hechos los ajustes anteriores el siguiente paso es cambiar el tamaño de la fotografía. El tamaño de los archivos que generan las cámaras son muy grandes y debemos modificarlo según el uso que vayamos a darle. Por ejemplo, si es para publicar en redes sociales es suficiente con un ancho de 1024 píxeles. De lo contrario, el archivo será demasiado pesado y tardará en cargar. Otro aspecto a tener en cuenta es la resolución, que varía de 72ppp si es para visualizar en un ordenador, a 300ppp si es para impresión.

Cambiar tamaño

El último paso es aplicar un pequeño enfoque a nuestras fotografías, sobre todo si hemos modificado el tamaño. Nuestras cámaras tienen la opción de modificar la nitidez de nuestros archivos JPEG, pero lo habitual es que no esté activa. Es importante tener en cuenta este paso y sobre tener en cuenta que el enfoque es el último ajuste que se le aplica a una fotografía. Para ello, Photoshop nos da varias opciones de enfoque, pero nos quedaremos con la más sencilla, o a lo sumo con la máscara de enfoque.

Sergio Arias
Fotógrafo profesional especializado en viajes, naturaleza y turismo. Formado de manera autodidacta trata de buscar momentos únicos, buscando siempre buenas luces pero sobre todo una buena composición. Apasionado del blanco y negro donde encuentra su visión más personal.
Sergio Arias on InstagramSergio Arias on TwitterSergio Arias on Wordpress

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.