El Otoño es una de las estaciones donde los colores son los protagonistas. Aprende a sacarle partido con estos consejos.

Ya es Otoño, una de las estaciones con más posibilidades fotográficas si sabes elegir el momento adecuado para organizar tus salidas. Así que igual que en verano os hablábamos del mar y la infinidad de colores que esconde, en este artículo os contamos cómo sacarle partido a esta estación.

Con la llegada del frío, los árboles de hoja caduca empiezan a perder su color verde que ha predominado durante el verano y, dependiendo de la especie, se tornan de un color u otro. Precisamente estos colores amarillos, marrones, rojizos y naranjas son los que caracterizan al Otoño.

Para poder aprovechar al máximo estos colores tienes que esperar al momento justo en el que los árboles están cambiando de color sus hojas, pero antes de que se queden pelados.

Elegir la momento del día suele ser crucial, puesto que la luz va cambiando. Los mejores momentos que suelen dar una luz más bonita y suave son el amanecer y el atardecer. Precisamente en Otoño, debido a los continuos cambios climáticos, los atardeceres suelen ser un buen momento para salir a hacer fotografías. Seguro que consigues un cielo interesante que acompañe los colores de los árboles. Piensa que el mal tiempo, cuando tenemos esos cielos llenos de nubes, nos pueden dar la oportunidad de crear una fotografía única e increíble.

árboles amarillos en bosque

Fotografía en Otoño

Como ya explicamos en otro artículo, el filtro polarizador (se puede enlazar con el artículo de filtro polarizador) te puede ayudar a destacar los colores, consiguiendo saturarlos aún más. El efecto puede ser mayor si los árboles están mojados después de la lluvia, puesto que el filtro polarizador elimina los reflejos de las gotas de agua.

Las fotos no sólo están en los árboles, sino también en el suelo, y es que precisamente las hojas se van cayendo creando unos mantos de hojas muy interesantes. Puedes tratar de mostrar algún detalle de las hojas, o incluso hacer una fotografía donde aparezcan hojas que estén en diferentes estados o colores.

Combinar colores puede ser otra manera de sacar partido al Otoño. En ocasiones hay situaciones donde en la fotografía aparecen colores que combinan entre sí, colores complementarios, como el rojo, naranja y el amarillo. Otras, podemos intentar obtener fotografías donde los colores sean opuestos, como el rojo y el verde o el naranja y el azul.

Recorre los parques cercanos en busca de árboles que tengan colores distintos y espera el momento adecuado para tomar la fotografía.

Charco con reflejo

Fotografía en Otoño

Otro elemento indispensable que podemos introducir en nuestras composiciones es el agua. Si estamos en una ciudad podemos aprovechar las fuentes o incluso algún estanque o riachuelo. Seguramente podamos encontrar hojas que han ido cayendo. Si además realizamos fotografías de larga exposición podremos captar el movimiento de las hojas, creando fotografías únicas. Para ello te recomiendo que utilices un filtro de densidad neutra.

Y precisamente, debido a las frecuentes lluvias durante el Otoño, podremos encontrar multitud de charcos. Los charcos crean nuevas oportunidades fotográficas gracias a sus reflejos. Estate atento a lo que puedas ver a través de ellos.

Si aún estas aprovechando los últimos días de verano cerca del mar, te dejamos con el artículo El mar y la infinidad de colores que esconde, dónde os hablamos de cómo sacar el máximo partido a los colores que ofrece el mar para tus fotografías.

Sergio Arias
Fotógrafo profesional especializado en viajes, naturaleza y turismo. Formado de manera autodidacta trata de buscar momentos únicos, buscando siempre buenas luces pero sobre todo una buena composición. Apasionado del blanco y negro donde encuentra su visión más personal.
Sergio Arias on InstagramSergio Arias on TwitterSergio Arias on Wordpress

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.