El flash de mano te permite iluminar en interiores y exteriores. Aprende a usarlo como si fuera un flash de estudio.

Cuando se aprende a manejar el flash nos damos cuenta del potencial que tiene y de las diferentes opciones que se nos abre a la hora de iluminar una fotografía, como ya vimos en el artículo de esquemas de iluminación en un estudio de fotografía. Al igual que las cámaras, los equipos de iluminación han reducido su precio y podemos encontrar ofertas bastante buenas.  Con un precio muy asequible te puedes hacer con varios tipos de flash, como el flash de mano.

Sin embargo, no todo el mundo dispone de un espacio lo suficientemente grande como para poder hacer las fotografías de estudio que tiene en la cabeza. De ahí que la otra opción sea salir a la calle y hacer las fotos en exteriores. Para ello, la solución más barata es el flash de mano. Hace unos años, el fotógrafo Americano David Hobby puso de moda el uso del flash de mano en exteriores creando un blog llamado strobist, en el que explicaba cómo usar el flash separándolo de la cámara. El éxito fue tal que hoy en día este tipo de fotografía se conoce como Strobist.

Flash de mano kit de Strobist

Kit de mano Strobist

La fotografía de estudio se suele relacionar con equipos grandes y caros. En los últimos años hay cada vez más fabricantes que han sacado productos similares a los que se utilizan en estudio pero específicos para flashes de mano. De esta manera, disponemos de gran cantidad de materiales y modificadores de luz portables para hacer nuestras fotografías en cualquier sitio.

Lo primero que necesitamos son unos disparadores, ya que el flash montado en la zapata del flash nos limita. Una vez podemos separar el flash de la cámara ya podemos tener infinidad de esquemas de iluminación. En principio con dos disparadores es suficiente, uno para la cámara y otro para el flash. Si vamos a usar más flashes podemos configurarlos en modo esclavo. Este modo permite que los flashes se disparen al detectar un destello. Este destello lo emitirá el flash maestro que tiene nuestro disparador. Hay disparadores que sirven tanto de emisor como de receptor. Además, hay modelos que permiten disparar remotamente los flashes manteniendo el modo TTL. Incluso nos permiten modificar las potencias directamente desde el emisor, al igual que se suele hacer en un estudio.

Flash de Mano, disparador

Disparador fotográfico

Para sujetar el flash con su disparador es necesario un pie. A partir de aquí, podemos utilizar paraguas blancos que crean una luz difusa, similar a las ventanas de luz. También disponemos de ventanas de luz en el caso de querer mayor calidad.

Pero a pesar de tener material específico para el flash de mano, existen adaptadores que nos permiten montar cualquier modificador de luz de cualquier marca. Lo único que hay que tener en cuenta es que si montamos una ventana de luz de un metro de ancho necesitaremos varios flashes de mano para llenarla de luz. Los adaptadores también pueden ser más sencillos, simplemente para sujetar el paraguas y el flash.

Como se puede ver, tener un kit de iluminación para exteriores es muy sencillo y nada caro comparado con lo que suele costar un equipo de iluminación profesional de estudio. A partir de aquí todo dependerá de la pericia que uno tenga a la hora de manejar el equipo.

Sergio Arias
Fotógrafo profesional especializado en viajes, naturaleza y turismo. Formado de manera autodidacta trata de buscar momentos únicos, buscando siempre buenas luces pero sobre todo una buena composición. Apasionado del blanco y negro donde encuentra su visión más personal.
Sergio Arias on InstagramSergio Arias on TwitterSergio Arias on Wordpress

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.