Conoce cuáles son los distintos tipos de medición que tiene tú cámara y cómo funciona cada uno

Conocer cómo funciona la luz y qué cualidades tiene es algo importante en fotografía. Para saber cómo medir la luz tenemos la ayuda del fotómetro de la cámara. El fotómetro se encarga de medir la luz que reflejan los objetos que aparecen en nuestro encuadre, lo que vemos a través del visor. Leer la luz reflejada significa que el color de los objetos influirá en la medición. Por lo tanto, no es lo mismo medir la luz a una persona que va de blanco que sobre otra que va de negro.

Nuestra cámara nos indica la medición que está haciendo el fotómetro a través del exposímetro. El exposímetro es un gráfico que tienen las cámaras donde aparece el número 0, y por los lados valores negativos y valores positivos, normalmente hasta el -2 ó -3, y lo mismo con los valores positivos.

fotómetro en el visor

Sergio Arias

En teoría, cuando la raya del exposímetro se sitúa en el 0 significa que la medición de luz, para los valores de diafragma, velocidad de obturación e ISO, que tenemos ahora mismo configurados en la cámara son correctos. (En realidad esto no es así. Puedes leer el artículo de por qué hay que derechear).

Pero esta medición que hace el fotómetro se puede variar. Las cámaras disponen de distintos modos de medición, que analizan la luz de nuestro encuadre de distinta manera.

Por ejemplo, tenemos un modo de medición llamada Evaluativa o Matricial. Este modo de medición analiza la luz de nuestro encuadre como si de una matriz se tratara. Divide el encuadre en celdas, analiza la luz que hay en cada una de ellas y hace una media. En condiciones de luz con poco contraste variable sería una buena opción.

Árbol entre la nieve

Sergio Arias

Una medición evaluativa dejaría la fotografía oscura. Hay mucha luz y eso confunde al exposímetro. Con una medición puntual en modo manual podemos medir sobre la nieve y llevar el exposímetro donde queramos.

Otro tipo de medición sería la Promediada con preponderancia central. Como veis, el nombre no es fácil, pero el funcionamiento es más sencillo. En realidad, es muy simple, ya que esta manera de medir la luz da más importancia a la zona central, pero teniendo en cuenta también el resto del encuadre, aunque en menor medida.

La medición que utilizo siempre es la Medición Puntual. Este tipo de medición solamente tiene en cuenta la luz que hay en el centro del encuadre. Con esto ignoramos el resto de la luz. Cuando tenemos contrastes muy grandes o elementos muy pequeños sobre los que queremos medir la luz, la medición puntual funciona muy bien. Solamente tenemos que poner la zona central sobre dicho objeto y el fotómetro medirá la luz que refleja. En dicha posición debemos ajustar los valores de velocidad, ISO y diafragma. Después debemos reencuadrar para obtener la foto que queremos.

Ciudad en blanco y negro

Sergio Arias

Aquí pasaría lo contrario. Una escena oscura daría más luz y quemaría los edificios.

En principio, cada modo de medición se suele utilizar o están diseñados para obtener mejores resultados en ciertas situaciones, sin embargo, si eres capaz de controlar la medición puntual tendrás mucho más control sobre la luz y te servirá para cualquier situación, afinando al máximo la exposición.

Sergio Arias
Fotógrafo profesional especializado en viajes, naturaleza y turismo. Formado de manera autodidacta trata de buscar momentos únicos, buscando siempre buenas luces pero sobre todo una buena composición. Apasionado del blanco y negro donde encuentra su visión más personal.
Sergio Arias on InstagramSergio Arias on TwitterSergio Arias on Wordpress

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Alberto

    Me gusta el articulo, es una pena que no enseñen los detalles de las fotografías como la de Sergio, cosas como Vel. Iso Expo etc.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.