Hablamos con el polifacético fotógrafo Daniele Vottero

Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Daniele Vottero para profundizar un poquito más en sus últimos proyectos; el frío Icelándica, el colorido Himalayan Trails y el reivindicativo Bodies (nº1). Tres trabajos tan diferentes que parecen realizados por tres fotógrafos distintos. Lo cierto es que a Vottero no le interesa la comodidad de encasillarse en un tipo de fotografía, prefiere experimentar y dejar libre su imaginación tocando temas y estilos muy dispares, lo que hace su trabajo realmente enriquecedor.

El fotógrafo nos cuenta de dónde surge esa pasión por la fotografía, cómo comenzó en este mundo y pequeños secretos de estos proyectos tan maravillosos ¡No te lo pierdas!

Para empezar, háblanos un poco de ti, ¿de dónde nace tu interés por la fotografía? ¿Es algo que siempre ha estado en ti o algún momento de tu vida ha sido decisivo?

Siempre me ha fascinado el concepto de imagen en sí. Mi interés por la fotografía nace, principalmente, en relación a los viajes. Por mi anterior trabajo, tuve la suerte de poder vivir en distintas partes del mundo, y empecé a querer llevar conmigo algo tangible de estas experiencias. La fotografía era el medio adecuado para ello. Se que suena muy cliché, pero así fue. Después vino todo lo demás: la necesidad de formarme, el deseo de dedicarme a esto, los primeros fracasos, algunos éxitos… en fin, todo lo que conlleva lo “creativo/artístico”.

Icelandica: The cliffs (Daniele Vottero)

Daniele Vottero

¿Cómo definirías tu estilo? ¿qué te diferencia de otros fotógrafos?

No me gusta realmente hablar de estilo. Intento ser poliédrico, nunca he querido ceñirme a un solo tipo de fotografía ni buscar un “estilo” en particular. Puedo decirte que hay elementos con los cuales me siento cómodo y que, sin duda, me caracterizan y marcan mis fotografías; el color, por ejemplo. Me resulta realmente difícil concebir una fotografía sin que el color sea parte integrante de ella. Tiendo a ser bastante “limpio” en la composición, me gusta el equilibrio entre los elementos que protagonizan la imagen. De esta base, me gusta trabajar cualquier tipo de fotografía, ya sea de viajes, moda o interiorismo.

Tampoco me he parado nunca a pensar qué me diferencia de otros fotógrafos: al fin y al cabo, soy yo mismo.

¿Cómo se desarrollan tus proyectos, desde la idea a la práctica?

Suelo construir mis trabajos alrededor de una idea inicial marcándome un “guión” a seguir. A partir de ahí, y dependiendo del tipo de proyecto, hay más (o menos) espacio para la espontaneidad y la improvisación. En parte “Himalayan Trails”, y sobre todo “Icelandica”, son fruto de eso. “Bodies (no.1)” todo lo contrario, las imágenes estaban preparadas anteriormente (poses, etc). Después, cómo es lógico, cualquier sesión tiene su componente de espontaneidad y casualidad.

En definitiva, mis proyectos se desarrollan siempre alrededor de una “idea base” y un guión que deriva de ella; salgo a la calle o entro en un estudio sabiendo qué fotografías quiero, por así decirlo.

Icelandica: Jokulsarlon (Daniele Vottero)

Daniele Vottero

En relación al proyecto “Icelandica”, ¿hay alguna fotografía que te haya resultado especialmente difícil de tomar?

“Icelandica” tiene un componente de dificultad que no se aprecia, relacionado con la climatología y la logística. Elegí el mes de Noviembre para este proyecto, justo al caer del invierno islandés. Estamos acostumbrados a ver fotos de Islandia en pleno verano, pero no tanto en el resto del año. La luz, y por ende los colores, las sensaciones, etc, son completamente diferentes, mucho más que en cualquier otro lugar. Eso era lo que me interesaba captar.

Pero viajar en esta época del año conlleva sus problemas: el frío empieza a ser realmente intenso, muchas carreteras están cerradas, algunas rutas se vuelven casi inaccesibles, el tiempo es tan cambiante que pasas de sol a nieve, o tormenta, en menos de 15 minutos. Todo esto te condiciona y es un desafío constante saber aprovechar el momento.

Por otra parte, es también lo bonito de este proyecto. Por ejemplo, para la foto “Jokülsarlon Lagoon” hicieron falta 4 o 5 tomas para dar con la imagen que buscaba. Al final de la segunda, el disparador a distancia de la cámara estaba congelado y el mecanismo de enfoque de la cámara casi lo mismo. El trípode, también, pero a esto ya me había acostumbrado durante los días anteriores. Estas dificultades no se intuyen, pero son lo que realmente necesitas tener en cuenta. Prepararte para ello es fundamental en proyectos de este tipo.

¿Son fotografías buscadas o deja espacio a la espontaneidad?

Las imágenes de “Icelandica” son más bien fruto de la espontaneidad. Tras informarme con unos amigos que viven allí, tenía preparado un recorrido en lugares que me generaban curiosidad, pero en realidad no sabía qué esperarme. Vine con la idea de plasmar un verdadero recorrido visual, sin filtros; un viajero más que se desplaza de un sitio a otro con su cámara.

Bodies: Line y Looking up (Daniele Vottero)

Daniele Vottero

¿Qué te gustaría transmitir con Bodies (nº1)?

“Bodies” es un proyecto que consta de dos partes. La primera está dedicada a la plasticidad de los cuerpos, entendidos a la par de composiciones geométricas; la segunda (aún en proceso), incorpora el movimiento. Este proyecto ha sido comisionado por el grupo BeFree, promotor de eventos para el público LGTB, con el objetivo de apoyar la integración del colectivo a través de una programación lúdica y cultural abierta a todos. La evolución de los cuerpos de “Bodies”, envueltos en los colores del arcoiris, que pasan de ser algo estático a algo que se mueve, es una invitación a dejar atrás prejuicios tan obsoletos como inapropiados.

¿En qué te inspiraste para realizar este trabajo?

Howard Schatz, Jeanloup Sieff y Robert Mapplethorpe son referencias que siempre tengo en la cabeza. Aunque suene raro, pero no tanto si pensamos en lo que hemos comentado antes, la composición de la mayoría de las imágenes de “Bodies” está basada en fotografías de arquitectura.

Bodies: Triangle (Daniele Vottero)

Daniele Vottero

Hemos visto que anteriormente ya habías viajado a Asia para llevar a cabo otro trabajo ¿sientes alguna conexión especial con este continente? ¿por qué Nepal?

Asia siempre me ha fascinado, desde pequeño. No sabría exactamente decirte el porqué; supongo que todos tenemos algún lugar así, de los que te mueres por conocer sin una razón clara. La Camboya rural me impresionó, India me dejó tocado; fui y volví unas cuantas veces y pude recorrer buena parte de su territorio.

Durante uno de estos viajes decidí visitar los cuatro lugares sagrados del budismo. Uno de ellos, Lumbini (el lugar donde nació Buda), se encuentra en Nepal, a pocos kms de la frontera india. Fue mi primer contacto con la realidad nepalí. Después me fui a Kathmandu, Pokhara, Tansen, Butwal. La cultura de este país es realmente fascinante, y con esas montañas de fondo… Para mí, nacido, crecido y enamorado de los Alpes, el Himalaya ha sido siempre el simbolo del montañismo en sí, del desafío extremo. No podía no volver y disfrutar de aquello. Estas experiencias han creado un lazo especial con Nepal más que cualquier otro lugar.

¿Tenías en mente alguna fotografía que finalmente no pudiste realizar?

Unas cuantas, en realidad. Pero sí hay algo en particular que todavía me fastidia si lo pienso. Durante el recorrido de vuelta a la aldea de Namche Bazaar desde el pico del Kalah Patthar (en la región del campo base del Everest), tras cruzar el puerto de Renjo La, los senderos te llevan por las inmediaciones de los caminos fronterizos utilizados por los pastores tibetanos para la trashumancia. Quería captar imágenes de la zona, con la esperanza de dar con algún pastor (aunque fuese muy poco probable, dada la época del año en que viajé), pero mi sherpa fue cortante: con la tensa situación política tibetana, me prohibió rotundamente de acercarme a la frontera y menos con una cámara en mano. Así que me quedé con las ganas.

Himalayan Trails: Saleswomen in Bodhnath (Daniele Vottero)

Daniele Vottero

Aparentemente son proyectos muy diferentes, pero, ¿dirías que tienen algo en común, un nexo de unión?

“Himalayan Trails” e “Icelandica” tienen en común un uso similar del color, que ha sido parte fundamental del proceso de composición de estas imágenes.  Podría decirse también de “Bodies”, aunque su importancia no es tan fuerte  y/o evidente como en los otros dos. Pero si buscamos un nexo en común entre los tres proyectos, el uso del color podría ser un hilo conductor, o más bien, cómo este último se utiliza para caracterizar las imágenes.

¿Hay algún trabajo en general o fotografía en particular del que te sientas especialmente orgulloso?

A “Himalayan Trails” le tengo un cariño especia. Ha sido mi primer proyecto como tal, y su publicación una grata sorpresa. Además, con lo recaudado he podido apoyar a proyectos de ayuda a Nepal tras el terremoto que asoló el país pocos meses después de mi viaje. Ojalá hubiera podido hacer más, porque Nepal me ha regalado muchísimas experiencias para recordar, y le he devuelto muy poco.

De cara al futuro, ¿hay algún proyecto en el que estés trabajando o tengas pensado trabajar?

A corto plazo, presentar la segunda parte de “Bodies” que está casi terminada. Mi estancia en Islandia me ha dejado con ganas de más, sobre todo de ahondar en aspectos relacionados con el día a día de este país. En concreto, estoy planificando una serie documental dedicada a los granjeros de la región de Vesturland. A nivel más personal, quiero experimentar y llevar mi fotografía hasta algo   más creativo y artístico.

Himalayan Trails: Monk in Thame Monastery (Daniele Vottero)

Daniele Vottero

Gracias Daniele por haber compartido con nosotros tu talento ¡esperamos con ganas tus próximos proyectos!

Esther de Vicente
Estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Amante de la vida y sus momentos. Me encanta la fotografía, el mundo de la moda, y por encima de todo viajar. Siempre con ganas de conocer lo desconocido.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.