El correcto mantenimiento de tu cámara puede alargar su vida útil y, sobre todo, mejorar tus fotografías. Aprende a limpiar la lente de tu cámara de forma rápida y sencilla

Cuando dedicas tu vida, tu tiempo y tu dinero a una actividad artística, lo más común es que le tengas aprecio a tu material y cuides de él como si fuera un tesoro. Sobre todo cuando ese material es tan sensible como las cámaras fotográficas. Las cámaras han de tratarse con cuidado, sabiendo cómo se utilizan y, sobre todo, teniendo cuidado de no estropearlas pues un paso en falso puede ser gravísimo. Los objetivos son una de las partes más sensibles de estos dispositivos, pues en ellas se encuentran las lentes que nos permiten tomar una fotografía y, sobre todo, porque suele tratarse de la parte que más sobresale de la misma. Por eso hay que cuidar el transporte del material con estuches o mochilas especializadas, con compartimentos acolchados que impidan que un golpe pueda ser desastroso y limpiar la lente a menudo.

La forma de limpiar la lente para un fotógrafo es muy importante

Tener una cámara supone no solo cuidar de que no se rompa sino llevar un adecuado mantenimiento de la misma. Por eso es indispensable limpiar correctamente las piezas clave de la misma para alargar su vida útil y, sobre todo, impedir que un objetivo sucio nos estropee una instantánea importante, como decimos en el artículos de cómo acabar con los reflejos en tus fotografías. 

Parece bastante obvio, pero para conseguir limpiar bien nuestro objetivo es necesario hacerlo con material limpio, en un entorno libre de polvo y suciedad y con mucha luz para poder apreciar perfectamente que hemos limpiado correctamente nuestro equipo. También se recomienda el uso de guantes de látex (sin polvo) para evitar depositar la grasa de nuestras manos en las lentes.

Lo primero que debemos hacer en el proceso es eliminar con una pera de aire los residuos de mayor tamaño (para que, al frotar para limpiar la lente no rayemos la superficie). La mejor forma de utilizar este aparato es soplando con la pera a 45 grados, del centro hacia los lados. Es importante intentar evitar que la pera toque el objetivo o las lentes.

La pera de aire puede ayudar a limpiar la lente

Pera de aire

Después, podemos utilizar una solución que emplean muchos fotógrafos profesionales para humedecer la lente y asegurarnos que no queda ni rastro de suciedad. Esta solución consiste en un 80% de agua destilada, un 20% de alcohol isopropílico (ambos líquidos pueden encontrarse con mucha facilidad) y unas gotas de humectante (que se puede conseguir el muchas tiendas de fotografía). Se puede aplicar, por ejemplo, con una gamuza de microfibra limpia (se recomienda tener dos: una para limpiar y otra para secar) que, además de no dejar polvo o residuos se puede encontrar con mucha facilidad. Debe hacerse con mucho cuidado, limpiando en círculos. Con ello conseguiremos que nuestro objetivo reluzca. Sirve para eliminar desde el polvo hasta la grasa acumulada del uso.

El líquido para limpiar la lente elimina el resto de residuos que puedan existir en ésta

Otra forma de proteger la lente es utilizar un filtro UV (lo que se recomienda enormemente desde las tiendas de fotografía). Es sobre todo útil ante las inclemencias del tiempo, sobre todo cuando nos encontramos en una zona arenosa con viento, pues éste podría chocar con nuestra lente y dañarla. También es bastante útil contra el polvo. Sin embargo tarde o temprano tendrás que limpiar también este filtro de la misma manera.

Lente limpia

Recuerda cuidar la cámara de la mejor forma posible. Si también te interesa limpiar tú mismo el sensor de tu cámara te recomendamos que veas éste interesante vídeo en el que te dan una alternativa bastante interesante.

El resultado de ésta limpieza será una lente brillante y un material listo para funcionar.

Ana Pareja
Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Llevo escribiendo historias desde que era pequeña y considero que no hay mejor narración que una buena fotografía.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.