¿Qué necesitas saber para dominar la fotografía deportiva?

La fotografía deportiva es una de las especializaciones más complicadas dentro de la fotografía; los deportes son rápidos e imprevisibles, por lo que tomar una foto adecuada muchas veces es un trabajo costoso. También hay que tener en cuenta que muchos deportes implican una pelota, y esto en varias ocasiones puede suponer un problema tanto para el fotógrafo como para su material, por otra parte, los deportes de riesgo también son complicados de fotografiar y no todos los fotógrafos se atreven.

Usain Bolt en los Juegos Olímpicos de Río, el 14 de agosto de 2016.

Usain Bolt en los Juegos Olímpicos de Río, el 14 de agosto de 2016. Fotografía de Kai Pfaffenbach

Aunque ya os dejamos los 9 mejores fotógrafos deportivos del mundo, en este artículo vamos a hablar sobre algunas de las claves más importantes que has de tener en cuenta para realizar fotografía deportiva, es decir, a la hora de fotografiar deportes o deportistas.

En primer lugar tienes que tener claro que, como todo género dentro de la fotografía y no solo en fotografía deportiva, la clave es practicar y practicar. La práctica hará que cometas errores, y serán estos los que te digan qué tienes que mejorar la próxima vez, así que no te frustres si las fotos no salen como tú esperabas, quizá tras muchos intentos consigas una que de verdad merece la pena.

Marcel Hug tras ganar la final de 800 m en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro.

Marcel Hug tras ganar la final de 800 m en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Fotografía de Simon Bruty

Un fotógrafo deportivo debe estar preparado en todo momento, como hemos dicho antes, los deportes son rápidos e imprevisibles, y empezar a cambiar parámetros en el momento es un error, perderás tiempo y es muy probable que pierdas un buen momento para hacer la foto por eso lo más recomendable es prepararlo todo con anterioridad, establecer que parámetros vamos a utilizar según la luz y el espacio, y no cambiarlos a no ser que sea estrictamente necesario, pero es muy poco probable que, por ejemplo, si estás fotografiando en un pabellón, la luz cambie de repente.

Yeon Jae Son durante la final individual femenina de gimnasia rítmica en Río de Janeiro (Brasil).

Yeon Jae Son durante la final individual femenina de gimnasia rítmica en Río de Janeiro (Brasil). Fotografía de Alex Livesey

Simone Biles en la final individual de barra en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro (Brasil).

Simone Biles en la final individual de barra en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro (Brasil). Fotografía de Dylan Martínez

Trípode ¿sí o no? Esto depende bastante del gusto de cada uno, hay fotógrafos a los que les gusta hacer fotos “a mano alzada” porque les da más movilidad y otros que prefieren la estabilidad de un trípode. En todo caso, tendrás que probar y elegir lo que más cómodo te parezca.

Choi Injeong de Corea del Sur frente a Violetta Kolobova de Rusia compiten en la modalidad de espada individual femenino de esgrima.

Choi Injeong de Corea del Sur frente a Violetta Kolobova de Rusia compiten en la modalidad de espada individual femenino de esgrima. Fotografía de Kirill Kudryavtsev

Velocidad y fluidez. Si estas fotografiando deportes es recomendable que estés atento y no te pierdas ni un instante. El trabajo de un fotógrafo deportivo es documentar los mejores momentos y si no estás atento puede que no los captes todos. Además, también es recomendable que cambies de sitio y busques perspectivas diferentes, esto dará mucha más fluidez a tu trabajo. La anticipación también será de gran ayuda; tener ese “sexto sentido” y saber anticiparte a los movimientos del deportista hará que tengas muy buen material.

Noriaki Kasai salta frente a la luna durante la Copa Mundial de Saltos de Esquí de las FIS en Klingenthal (Alemania).

Noriaki Kasai salta frente a la luna durante la Copa Mundial de Saltos de Esquí de las FIS en Klingenthal (Alemania). Fotografía de Jens Meyer

Regas Woods compite en la final de salto de altura durante los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro (Brasil).

Regas Woods compite en la final de salto de altura durante los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro (Brasil). Fotografíia de Mauro Pimentel

En deportes de velocidad como pueden ser el ciclismo o la Fórmula 1 la opción de ráfaga puede ser nuestro gran aliado. Son deportes en los que el deportista pasa décimas de segundo delante nuestra y es imposible que podamos hacer una foto tras otra a tanta velocidad, por lo que la ráfaga pude ser una buena opción que nos dejará mucho material con el que trabajar después y donde poder elegir.

Gameiro celebra su gol en la final de la Europa League contra el Liverpool en Basilea (Suiza).

Gameiro celebra su gol en la final de la Europa League contra el Liverpool en Basilea (Suiza). Fotografía de Alejandro Ruesga

Fernando Alonso en el Gran Premio de Fórmula Uno en Melbourne(Australia)

Fernando Alonso en el Gran Premio de Fórmula Uno en Melbourne(Australia). Fotografñia de Alex Coppel

Como decíamos ates, la clave está en la práctica, pero seguir estos consejos también te puede ser bastante útil.  ¡Te animamos a que los pruebes!

Paz Peño
Estudiante de Comunicación Audiovisual y apasionada de la fotografía, el cine y la música. Coleccionista de grandes momentos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.