Atardeceres africanos

Muchos de nosotros al pensar en el continente africano, nos hacemos la idea de tierras desérticas, nada de vida natural, ni animales, y personas en estado deplorable, un panorama nada bonito, que da más pena que alegría.

Que errados estamos, el continente africano es uno de los continentes más ricos en fauna, flora y su gente tiene un carisma y entusiasmo que supera la forma en que les ha tocado vivir.
Puntos a tratar sobre África hay muchos, pero nos enfocaremos en una de sus características más impresionantes y que a más de uno ha dejado sentado mudo por un largo rato.
Hablaremos sobre sus atardeceres, ocasos maravillosos que tiñen el cielo y el suelo de colores vivos y radiantes.

Comenzamos por Malawi, Cape Maclear, una tierra un tanto olvidada, aun por estar bañada por las aguas del Lago Malawi. En esta parte meridional de la zona, se pueden observar unos atardeceres que producen envidia. En la fotografía observamos un punto que identifica a Malawi, donde el sol se esconde detrás de unas pequeñas islas que bordean las orillas.

Fotografías de atardeceres. Malawi

Nos movemos a Tanzania, o mejor conocida como “la isla de las especias”, compuesta por la isla de Pemba y Unguja, y se mezclan con el paisaje de Serengueti, dando como resultado una postal única que enamora y engancha al combinarse con los barcos y los pescadores y los colores rojizos y turquesas y rosas con que se tiñe el mar.

Atardeceres en Tanzania. Zanzibar

Kenia no se queda atrás, su inolvidable mundo salvaje se concentra en el Parque Nacional del Masai Mara. Los atardeceres se ven acompañados de estos animales, que embellecen la escena al pasear por la luz, dejando su silueta en la pupila de quien los ve. El cielo se pinta de rojo, mientras el suelo verde del verano o el marrón en otoño se pelean por el protagonismo con el cielo infinito.

Praia en Cabo Verde tiene un cielo impresionante que se viste de rosado cuando va cayendo la tarde, acompañado de su gente encantadora y ritmos que invitan a la fiesta y pasarlo bien, la imagen la completan las islas paradisiacas de la antigua colonia portuguesa, evocando el caribe y sus maravillosas playas.

Atardeceres en África. Praia Cabo Verde

El siguiente fue denominado como Patrimonio de la Humanidad en el año 2011, la magnitud de su belleza lo merece, el Delta del Sine Saloum en Senegal envuelve un paisaje increíble, con una zona costera, manglares, islas, y una infinidad de pájaros, que mirar a izquierda y derecha se queda corto para poder abarcar tanto antes de pestañear. Al atardecer la escena es de infarto, todo se combina bajo un cielo anaranjado que invita a disfrutar de la noche y almacenar recuerdos en el alma.

Atardeceres en Senegal

A Mozambique la caracterizan sus ritmos africanos, una cultura viva, afincada en sus raíces, que es acompañada por atardeceres que privilegian al que tiene el honor de verlos, esto unido de la mano de las aguas del Océano Índico que juntos y con el toque rosado del cielo nocturno conforman un paisaje de ensueño que juega sobre las olas del mar.

Atardeceres en Mozambique

Un poco más al sur está Cape Town, Sudáfrica, donde las montañas que delimitan el horizonte se unen con el océano, bañados ambos por unas puestas de sol que transportan al infinito sin regreso. A pesar de ser una de las ciudades más movidas, al momento del ocaso todo se detiene, y se contempla con tranquilidad como el sol se funde tras las montañas y desparece entre las olas del mar.

Atardeceres en Cape Town. Sudáfrica

Un cielo naranja se impone sobre el horizonte de Namibia, donde el mar se enfrenta con el desierto para ocupar su territorio, la flora hace hasta lo imposible por mantenerse con vida, y los animales se rigen por las horas en que el sol no les quema las espaldas, pero en el ocaso, el azul del día se pelea por el naranja de la noche y el escenario se convierte en un espectáculo inigualable.

Atardeceres en Namibia

Massy Zaiter
Dominicana residente en Madrid, periodista, community manager y fotógrafa profesional que incursiona en el mundo de la fotografía de bodas. Me gusta conocer nuevas culturas y desnudar un libro tomando café.
Massy Zaiter on FacebookMassy Zaiter on InstagramMassy Zaiter on Twitter

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.